LOZOYA. Por Raul Monter


La verdad no tengo datos acreditados, pero huele y suena demasiado discordante la noticia que nos dice que Emilio Lozoya Austin llego a CDMX el jueves pasado, procedente de España, bajo la acreditación judicial de extradición, debido a los cargos que la justicia mexicana presentó en las cortes del país hispano, tales como corrupción, lavado de dinero, asociación delictuosa, daño patrimonial a PEMEX y otros más.


De acuerdo al procedimiento de Extradición y nuevo sistema penal, Lozoya debería ser entregado a la FGR para su fichaje, inspección medica y después trasladarlo al Penal correspondiente.


Pasaron los minutos y las horas, pero no apareció a los ojos de los medios de comunicación que lo esperaban fueran del hangar, de repente apareció un convoy de camionetas blindadas, lo cual hizo creer a los representantes de los medios de comunicación que allí iba Lozoya. Tan es así que por varios minutos le tomaron fotos a una camioneta donde iba una persona con gorra, chaleco antibalas, pero no fue cierto, tremendo chasco.


Fueron momentos de incertidumbre y confusión, horas después la FGR informa que Lozoya llego indispuesto y según dictamen médico de esa dependencia, tiene un cuadro de anemia y dolor en el esófago. Increíble, las autoridades en España afirman que lo entregaron en perfecto estado de salud.

Versiones hay muchas, la lectura que le doy es que Lozoya negocio su extradición a México con el gobierno de AMLO, para que lo tengan como TESTIGO PROTEGIDO, a cambio de entregar información de los sobornos que recibió y así librar la cárcel por delitos mayores.


No creo que sus declaraciones y pruebas lleguen a afectar a Enrique Peña Nieto, ya que tiene un acuerdo pactado con AMLO de no agresión, pero es muy posible que, si afecte directamente a miembros del gabinete del gobierno anterior, así como a legisladores de varios partidos políticos, que aprobaron las leyes del famoso Pacto por México en el año 2013, dando paso a la Reforma Energética, Educación y muchas más.


Observaremos con mucho cuidado el proceso, ya que presidente AMLO ha dicho repetidamente que no utilizará la figura jurídica de TESTIGO PROTEGIDO, ya que su lucha contra la corrupción será transparente y dejara huella, para erradicar la corrupción del sistema político neoliberal que tanto daño le ha hecho al país.


Será interesante comprobar si el presidente AMLO es congruente con su promesa o tomara el camino corto de la praxis política para beneficiar la imagen de la 4T, de cara las elecciones del 2021, que nos brindara mucho tema para desglosar, analizar y sacar conclusiones.


Por el momento, no comamos ansias, ira viniendo, iremos viendo.


Raúl Monter Ortega.

raul.monter46@gmail.com




255 vistas0 comentarios